Saltar al contenido
AbecedarioIngles.com

Top 3 canciones en inglés para niños

No hay una edad preestablecida para comenzar a aprender el idioma. De hecho, si desde niño tu hijo comienza a aprender el idioma, a medida que vaya creciendo, será todo un experto. Y no hay mejor forma de enseñarle inglés a un niño que por medio de canciones.

Existen una serie de canciones infantiles en inglés que le permitirán aprender a entender y pronunciar mejor el idioma. En internet, conseguirás varios videos gratis con los cuales esto puede ser posible. Todo es cuestión de que tu pequeño le preste gran atención a la letra de la canción

¿Por qué utilizar canciones para aprender?

Porque la base del aprendizaje para un niño (y también para un adulto, jeje) consiste en ganarnos su atención y lo más importante conseguir que se divierta aprendiendo. Yo antes de ponerme con canciones te recomendaría aprender primero la pronunciación

Beneficios de este aprendizaje:

  • Captar su atención -cosa bastante complicada, pero no imposible-
  • Que se divierta, las canciones suelen tener animaciones muy chulas, conseguirán relacionar muchos objetos gracias a los vídeos.
  • Aprendizaje rápido, está comprobado, se aprende más con atención y diversión (podríamos decir que la fórmula para sería: Atención*Diversión = Éxito)

Lo que significa que conseguirás:

  1. Llamar la atención: Cuando se le está enseñando algo nuevo a un niño, en especial un idioma, es importante engancharlo. El pequeño debe sentirse atraído por lo que está aprendiendo para que tenga ganas de aprender más y más. Con la ayuda de la música y las canciones, los niños se verán atraídos y querrán aprender inglés con este método. 
  2. Facilita la memorización: Del mismo modo, los niños siempre aprenden muy bien las letras de las canciones. Apenas el pequeño se aprenda la letra de la canción, estará memorizando las palabras en inglés. Lo cual le permitirá, más adelante, identificar mucho más rápido los objetos y las acciones en inglés. 
  3. Mejorar la pronunciación: Por si esto fuera poco, con la ayuda de las canciones, mejorarán un factor clave: la pronunciación. Gracias a que en las canciones se rima la letra, a los niños se les hará más sencilla la pronunciación de las palabras. Poco a poco, irán mejorando todo lo que tiene que ver con la pronunciación del idioma inglés.

Top 3 canciones para niños:

Ahora que comprender todos los beneficios que tu pequeño obtendrá con las canciones en inglés, es momento de hablar de ellas. En este caso, nos centraremos en las canciones que le enseñarán la pronunciación del abecedario en inglés. Te recomendaremos un total de tres de las mejores para su aprendizaje del idioma.

El abecedario canción lenta

Si tu hijo no es de hablar muy rápido y tampoco le gusta el rap, quizás esta versión sea más de su agrado. Se trata de otra canción del abecedario, pero esta vez está cantando un poco más lento. Lo cual le permitirá a tu pequeño escuchar mejor la manera en la que debe pronunciar cada una de las letras. Además, debido también al ritmo lento que esta canción en específico posee, podrá memorizar con más detenimiento la pronunciación. Es ideal que comience por lo lento y sencillo, para que, luego, poco a poco, puedo pronunciarlo más rápido. Colócasela una vez al día y podrás observar cómo aprende de forma veloz el abecedario en inglés.


El abecedario versión rap

El rap es uno de los estilos musicales más escuchados en todo el mundo. Así como uno de los más llamativos de todos. Debido, precisamente, a la manera en la que riman las canciones. Así como la rapidez que se debe tener en la pronunciación para poder rapear a la perfección. Esta primera canción es una versión del abecedario inglés rapeado. Contiene tanto las letras como palabras que inician con cada letra respectivamente. Sin duda alguna tú hijo querrá rapear tan rápido como en la canción. Lo cual le hará esforzarse mucho más en la pronunciación de cada letra del abecedario.


El abecedario canción animada

Ahora pasemos a una versión de la canción del abecedario que sin duda captará la atención de tu hijo de inmediato. Se trata de, nada más y nada menos, que una versión más animada. En este caso, tu hijo podrá observar cada una de las figuras y sentirse mucho más atraído. Debido a las formas y mezclas de colores que en el video se presenta. En cuanto a la velocidad de esta versión, podríamos decir que es un punto intermedio. No es ni tan rápida como el rap, ni tan lenta como la segunda. Por lo tanto, tu hijo podrá verla, cantarla, memorizarla y disfrutarla en cualquier etapa de su aprendizaje. Aquí te dejo con Bob el tren!